Our souls can get sluggish, and the eyes of our minds and hearts can be clouded by sin and busyness.  Would you like an ‘energy drink’ for your soul?  One passage we looked at during the sermon on Sunday was Isaiah 40:12-31.  It describes how massive and powerful and majestic our God is.  Reading a passage like this helps to clear our spiritual vision and energize our soul.  All of a sudden our busy pursuits appear smaller… as they really are.  And we see a little more clearly that He is the biggest headline, the most pressing engagement, and the only real foundation for our hope.

:: :: ::

Nuestras almas pueden volverse lentas, y los ojos de nuestras mentes y corazones pueden nublarse por el pecado y el ajetreo. ¿Te gustaría una ‘bebida energética’ para tu alma? Un pasaje que vimos durante el sermón del domingo fue Isaías 40: 12-31. Describe cuán grande y poderoso y majestuoso es nuestro Dios. Leer un pasaje como este ayuda a despejar nuestra visión espiritual y energizar nuestra alma. De repente, nuestras actividades ocupadas parecen más pequeñas … como realmente son. Y vemos un poco más claro que Él es el titular más grande, el compromiso más urgente y la única base real para nuestra esperanza.