Propósito del sermón

Que podamos comprender las profundidades del amor de Dios por nosotros, que es capaz de superar nuestro orgullo e idolatría. ¡Ven y contempla la victoria de Su amor, gracia, misericordia sobre nuestras inclinaciones naturales, y espera el día en que la consumación de esa victoria sea perfecta!